MTWE MTWE

INSCRÍBASE AHORA


22, 23 y 24 de septiembre de 2020
Paris Expo Porte de Versailles, París, Francia

Noticias de la Industria


La ESA lanza el segundo satélite Sentinel

La Agencia Espacial Europea (ESA) lanzó con éxito su satélite Sentinel-3B del programa Copernicus el pasado 25 de abril desde Rusia, donde se encontró con su gemelo idéntico –el Sentinel-3A– ya en órbita. Los dos satélites transportan cada uno diversas tecnologías para observar la masa terrestre, los océanos y la atmósfera de la Tierra.

La sincronización de los satélites aumentará la cobertura y el suministro de datos del programa medioambiental Copernicus de la Unión Europea.

El satélite Sentinel-3B envió sus primeras señales a la estación de Kiruna, Suecia, tan solo 92 minutos después del lanzamiento. Los equipos del centro de operaciones de la ESA en Darmstadt, Alemania, establecieron rápidamente las conexiones de datos, lo que les permitió asumir el control del satélite. Se espera que la misión comience las operaciones rutinarias transcurridos cinco meses.

Jan Wörner, director general de la ESA, señaló: «Este es el séptimo lanzamiento de un satélite Sentinel en los últimos cuatro años. Es una clara demostración de lo que se puede conseguir mediante la cooperación europea y supone un paso más para poner a punto el mayor programa de observación de la Tierra del mundo, con la colaboración de nuestros socios de la Comisión Europea y Eumetsat».

Por su parte, Josef Aschbacher, director de programas de observación de la Tierra de la ESA, declaró: «Con el Sentinel-3B, Europa ha puesto en órbita la primera constelación de misiones Sentinel, una empresa considerable que ha requerido un gran apoyo de todos los implicados. El satélite nos permite conseguir una imagen muy detallada de nuestro planeta a diario y proporciona información fundamental para los responsables políticos».

«También brinda muchas oportunidades a las empresas comerciales para desarrollar nuevos e innovadores servicios. Además, gracias a la política de datos gratuitos y abiertos, todos los ciudadanos tienen a su disposición actualizaciones para uso propio».

Copernicus depende de los satélites Sentinel y de las misiones a las que contribuyen para facilitar datos para la observación del medio ambiente y como respaldo a las actividades de seguridad civil. El satélite Sentinel-3 transporta una serie de sensores vanguardistas precisamente para tal fin.

Sobre los océanos, mide la temperatura, el color y la altura de la superficie marina, así como el espesor del hielo marino. Estas mediciones se emplean, por ejemplo, para observar los cambios en el clima de la Tierra y para aplicaciones más prácticas como la contaminación marina.

Sobre la tierra, los satélites vigilan los incendios forestales, la utilización del suelo y el estado de la vegetación, y miden la altura de ríos y lagos. Los datos del programa Copernicus se utilizan en todo el mundo de forma gratuita. - May 2018

Volver a Noticias