MTWE MTWE

INSCRÍBASE AHORA


22, 23 y 24 de septiembre de 2020
Paris Expo Porte de Versailles, París, Francia

Noticias de la Industria


Científicos descubren tendencias de precipitaciones en regiones áridas que desafían a las teorías de cambio climático consideradas habitualmente

Un análisis de 50 años de datos de precipitaciones en regiones áridas realizadas por investigadores de la Universidad de Cardiff y la Universidad de Bristol en el Reino Unido ha demostrado una disminución de la intensidad de las precipitaciones, a pesar del aumento de las precipitaciones totales. Los hallazgos se contraponen a las investigaciones que sugieren que el calentamiento global causa precipitaciones más intensas, porque una atmósfera más cálida puede retener más humedad, y los océanos más cálidos se evaporan más rápidamente, incrementando por tanto el nivel de humedad en la atmósfera.

El autor principal del estudio, el Dr. Michael Singer de la Escuela de Ciencias de la Tierra y el Océano de la Universidad de Cardiff, afirmó, «En las tierras áridas, las precipitaciones convectivas controlan el suministro de agua, el riesgo de inundaciones y la humedad de la tierra, pero disponemos de poca información acerca de cómo afectará el calentamiento global a las características de dichas precipitaciones, dada la humedad limitada en estas áreas».

Hasta este estudio, la conexión entre el calentamiento global y las precipitaciones intensas se había examinado únicamente en regiones donde el índice de humedad es relativamente alto. No se había llevado a cabo ninguna investigación para examinar la relación entre el cambio climático y las precipitaciones en regiones áridas donde las tormentas bruscas y breves son la fuente dominante de precipitación y donde el índice de humedad en la tierra es extremadamente limitado.

Para examinar estas conexiones, los científicos analizaron más de 50 años de datos detallados de precipitaciones, medidos cada minuto, de una cuenca semi-árida en el sudeste de Arizona que muestra una tendencia ascendente de temperaturas durante dicho periodo. El análisis demostró un descenso en la intensidad de las precipitaciones, a pesar de un incremento de las precipitaciones totales a lo largo de los años. El estudio demuestra que existe una disminución a largo plazo de precipitaciones intensas, mayores de 25 mm/h, y un incremento asociado del número de tormentas menores con menos cantidad de lluvia.

La co-autora Dra. Katerina Michaelides, de la Escuela de Ciencias Geográficas y el Instituto Cabot de la Universidad de Bristol, afirmó, «Nuestros hallazgos son coherentes con las investigaciones previas en la cuenca de Colorado, que mostraron una disminución de vertidos en la parte superior de la cuenca. Nuestro trabajo demuestra la existencia de un descenso más regional de los recursos hídricos en esta región árida, que se pueden encontrar en otras regiones áridas del mundo».

Puesto que las tendencias de las precipitaciones convectivas no se detectan fácilmente en los registros de precipitaciones diarios, ni se simulan bien en modelos climáticos regionales o globales, los investigadores crearon una nueva herramienta para evaluar los efectos del cambio climático en patrones y tendencias de precipitaciones en áreas áridas. Su modelo, STORM, simula tormentas individuales y su expresión sobre una cuenca hidrográfica, y puede representar diferentes clases de cambio climático a lo largo de muchas décadas. El Dr. Singer afirmó, «Este modelo nos parece una herramienta útil para simular el cambio climático en regiones y casos donde los modelos y métodos tradicionales no capturan las tendencias».

- October 2017

Volver a Noticias