MTWE MTWE

INSCRÍBASE AHORA


22, 23 y 24 de septiembre de 2020
Paris Expo Porte de Versailles, París, Francia

Noticias de la Industria


Lanzamiento del satélite de vigilancia atmosférica Sentinel-5P de la AEE

Sentinel-5P, el satélite más reciente de la Agencia Espacial Europea, vigilará la atmósfera para detectar la presencia de gases en trazas. Su lanzamiento está previsto en Plesetsk, Rusia, durante el mes de octubre.



Sentinel-5 Precursor (S-5P) es la primera misión del programa Copernicus dedicada a la vigilancia de la atmósfera y da continuidad a otros cinco satélites Sentinel que ya se encuentran en órbita.



Los satélites Sentinel forman el núcleo de la red de vigilancia medioambiental Copernicus de la Unión Europea (UE). Copernicus proporciona información sobre las superficies terrestres, los océanos y la atmósfera de la Tierra para contribuir al desarrollo de políticas y para prestar servicio a ciudadanos y proveedores de servicios.



Instrumento de vigilancia

El satélite Sentinel-5P transporta el avanzado instrumento de vigilancia troposférica

(Tropomi), que cartografiará numerosos gases en trazas como dióxido de nitrógeno, ozono, formaldehído, dióxido de azufre, metano, monóxido de carbono y aerosoles, que pueden afectar a la salud y al clima.



Con un ancho de barrido de 2600 km, Tropomi cartografiará todo el planeta cada día. El servicio de vigilancia atmosférica Copernicus empleará la información de esta nueva misión para realizar previsiones de la calidad del aire y para la toma de decisiones. El lanzamiento del satélite en órbita se llevará a cabo a bordo de un cohete Rockot el 13 de octubre de 2017.



Controles y pruebas

William Simpson, responsable del satélite Sentinel-5P y de lanzamientos de la AEE, afirmó: “Ha sido maravilloso verlo llegar a Plesetsk, donde el equipo estaba listo y a la espera, deseando comprobar que el satélite se encontraba en buen estado tras su viaje desde el Reino Unido”.



“La campaña de lanzamiento no podía haber empezado mejor. Primero, desembalamos todo el equipo de asistencia eléctrica y mecánica, que es esencial para probar el satélite, y después usamos una grúa para extraer con sumo cuidado el Sentinel-5P de su contenedor”.



“Una vez colocado en posición, una de las primeras tareas fue conectarlo. Este es siempre un momento de tensión, así que todos mostramos nuestra alegría cuando el satélite se conectó y mostró que no había ningún problema”.



“Ahora estamos repasando la lista de comprobaciones, tanto del satélite como de su instrumento Tropomi, y el equipo de propulsión se está preparando para cargar el combustible en el satélite antes de unirlo a la etapa superior del cohete y encapsularlo en el carenado del cohete”.



“Aunque todavía nos queda mucho trabajo que hacer, por ahora todo ha salido bien.”

- September 2017

Volver a Noticias